Cero en expresión oral

“Practicar, practicar y practicar. Es el único truco que ofrecen todos los asesores y expertos en comunicación oral. El ser humano no está preparado naturalmente para hablar en público. Es un hecho atípico, traumático. Por eso surge el miedo. Pero si practicas y entrenas mucho, cuando llegue el momento de enfrentarte a un auditorio la mente estará preparada para reconocer esa situación. Recuerdas que ya lo has hecho antes y sabes que puedes hacerlo. Quizá nunca te acostumbres del todo y siempre quede algo de miedo, pero podrás afrontarlo sin bloquearte. Y con el tiempo incluso, como dicen los actores, empiezas a disfrutar del contacto con el público”

¿Esa práctica tiene lugar en las aulas españolas? ¿Tenemos en cuenta la expresión oral en las calificaciones del alumnado? ¿En qué materias debe trabajarse esta dimensión de la competencia en comunicación lingüística?

Te invito a leer el siguiente artículo recogido en el diario El PAÍS

Fuente Diario El País

Anuncios

Bienvenidos al proyecto “Toma la palabra”

Entre las necesidades fundamentales del ser humano está la de comunicarse verbalmente. Esta necesidad es inherente tanto a adultos como a niños. Por eso es importante incluir la enseñanza del lenguaje en los currículos escolares desde las primeras etapas, ya que con ello estamos favoreciendo el desarrollo de la competencia comunicativa.

                                                 Fuente de imagen: La cometa verde

Puesto que la lengua es el fenómeno comunicacional más complejo y exclusivamente humano, el desarrollo del lenguaje ha de tener un tratamiento especial en la etapa escolar. El lenguaje oral es no sólo instrumento de comunicación sino también de socialización,  al posibilitar una comunicación fluida con otros agentes del entorno.

Por todo ello, desde la escuela  se debe favorecer la expresión oral, que habrá de  ser trabajada en todos sus componentes. Habrá que estimular al niño a narrar y a “participar en conversaciones colectivas o diálogos”. También deberá familiarizarse con la tradición oral,  como primera incursión en la cultura verbal.

Estas son las razones por las que se inicia este proyecto dirigido a favorecer las destrezas comunicativas de mi alumnado abarcando especialmente los aprendizajes formales, pero incluyendo también otros de carácter no formal e informal.

                                ¡Pasen y hablen!